Quiero, quiero, quiero…

Queremos querer y que nos quieran, queriendo querer como creemos que nos deben de querer y deseando querer, pensando en cómo tiene que ser el querer.

Queremos sentir qué queremos, pero queriendo sólo eso nos perdemos el resto de quereres y, al final, perdemos, más que quieros, queridos placeres.

Quería querer.

Quería ser querido.

Quería mundos en los que querer no sólo fuera una palabra.

Quería sin miedo, sin dudas, con inocencias de quien nunca ha conocido lo que es querer.

Quería sin querer, sin querer mentir, sin querer ocultar que ya no te quería.

Quería, quería, quise…

Sí, quise y me hundí en nada más que un querer vacío de contenido donde tú ya no estabas.

He conocido todos los tipos de querer: quise, quiero y, tal vez, querré.

Quise, quiero, querré…

Abrazos literarios.

Alejandro Guillán

27 Infinitos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.