Hay monstruos escondidos en las líneas de las piedras; 
piedras preciosas en las crestas de las olas; 
colores reflejados de las quillas de barcos en el mar; 
olores en el aire que me transportan a mi pasado; 
canciones que sólo existen en mi memoria; 
olvidos sin querer y queriendo provocarlos; 
murmullos de bocas, labios y pasos sin sentido; 
cielos que nunca llueven a gusto de todos; 
cielos que iluminan más que algunos besos; 
asfalto negro que tapa miserias; 
calles que, en ocasiones, no sé dónde van; 
cristales que reflejan cuerpos desenfocados; 
ventanas que juegan al escondite; 
ventanas que me guiñan el ojo; 
sombras que me persiguen y devoran; 
silencios que gritan sin taparse la boca; 
paradas de autobús, fotografía social; 
ramas al viento, sonido del palo de lluvia; 
te quieros y te odios al mismo nivel; 
frío cuando siento soledad, vacío; 
calor cuando tus besos me dan la vida… 
Hay tanta vida a mi alrededor, 
que no puede atraparse con las manos. 
Sólo pararse y contemplar… 
Vivirla.
Alejandro Guillán

27 Infinitos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.