Frente al mar, sentado sobre la arena, soy consciente, por primera vez, de todo aquello que mi familia me contaba cada noche frente a una taza de té caliente y que era lo que sus ancestros habían narrado cuando ello también fueron pequeños.

Delante de mí el mar, lo desconocido, la inmensidad de algo que no puedo tener ni poseer. Detrás, a mi espalda, el desierto, arena hasta dónde puedan ver mis ojos y mucho más y mucho más, pero, como el mar, es algo que jamás será mío y cuando mi corazón se detenga, será el lugar donde reposarán mí restos… o eso espero.

De lo único que soy consciente es de que sólo me tengo a mí mismo y todo aquello que sea capaz de hacer desde mi propio “yo”. Conozco cada grano de arena que hay en el desierto y la casi imposibilidad de que germine algo sobre ella, pero también sé que debajo de esa misma arena hay una riqueza inigualable. El agua del mar sólo sirve para refrescarme porque no la puedo beber ni usar para hacer de ella algo fértil.

¿Qué hacer? ¿Dejarlo todo atrás y cruzar ese mar, comenzar una vida nueva sólo, sin la cercanía de la mano de mi madre? Sí, no hay opción, aunque me cueste la vida al hacerlo. Aquí no hay más futuro que lo que veo en mis pies: desierto, lo desconocido frente a lo que he conocido desde que nacido y que, desgraciadamente, me ha llevado hasta aquí. Lo peor es asumir que será así hasta más allá de que termine mi camino.

Mañana parto junto a otros como yo, en una embarcación que sé que, lo más seguro, no pueda llegar a su destino y tendré que rezar para que nos recojan en alta mar si quedamos a la deriva o, directamente, se hunda con todo lo que eso supone.

Si tengo la suerte de llegar, no sé qué encontraré, qué haré ni dónde debo dirigir mis pasos.

Quizá todo consiste en eso, en seguir desde el punto en el que uno esté, pararse cuando creamos que debemos hacerlo y luego seguir hacia el siguiente punto con todo aquello que hayamos conocido y aprendido hasta ese momento. Vivir.

Abrazos literarios.

Alejandro Guillán

27 Infinitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .