Tras una puerta hay muchas vidas

 

Tras una puerta y muchas vidas.
La tristeza se transforma en resignación,
la alegría amanece preparando café y frustración
y alguien tiene razón a golpes de cinturón y marcas.

No pienso que las cosas cambiarán de repente.
Tampoco espero que estés a mi lado todo el tiempo,
pero queda mucho por hacer o dejar atrás.
Mientras la puerta esté cerrada todo seguirá igual.

Todo parece pasar a cámara lenta en la calle:
la gente que mira al suelo buscando algo que encontrar,
el camarero que tiene los días contados en el trabajo,
la lluvia que convierte todo de tonos metálicos.

Si quieres ver el sol aparta las nubes con tus manos.
Si deseas ver el cielo estrellado,
donde no haya luna.
el camino vital lo recorres tú y nadie más.
Quien te conozca de verdad,
el que te vea de verdad,
será bien recibido.

Y no espero nada de ti,
no porque no me importes,
sino porque no necesito que lo hagas, ni debes obligarte.
Si quieres darme la mano de corazón,
te daré un abrazo,
cómo se le da a quien quieres,
a quien le mueve el amor.

Cuando miro a los ojos hay dos opciones en la mirada:
si la bajas es que no crees en ti,
si la subes y me miras hay dos opciones:
te reto o te digo que me importas.
Yo no necesito retarte.

© 27 Infinitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .