Intenté mantenerme a tu lado de todas las formas posibles, hasta que las últimas razones se deshicieron. Por mucho que las apilé, reconstruí con otras, levante con fuerza cuando apenas me quedaban, volvían a desmoronarse una tras otra, dejando solo polvo y escombros.

Derrotado, quedé sentado sobre ellos hasta que el suelo soportó la última arenilla. A mi alrededor no quedaban ni los recuerdos de cómo era la casa en la que habíamos vivido, pero, al fijarme detenidamente, comprendí por qué nunca estuvimos juntos. Bajo aquel montón de piedras, ladrillos y barro nunca hubo cimientos, nada en lo que se sostuviera ni tu vida ni la mía. Que aquella realidad artificial se mantuviera en pie era imposible.

Me había atado a algo que jamás me sostuvo al otro lado de la cuerda. Me encerré en una celda con la puerta abierta, invitándome a salir. Ahora, ni siquiera recuerdo cómo eran los barrotes en la cárcel.

Aquí, en el centro de mi universo acabado de crear, el mar rompe en la orilla, empujando, a mi espalda. A los dos lados y frente a mí, la ciudad con sus calles, recovecos y callejones. Arriba el cielo azul, nubes y un sol cálido. Más allá de la ciudad, el verde y marrones del monte. Sobre la tierra, mis pies que iniciaron un camino con el primer paso en dirección a no sé dónde, pero hacia algún punto de una nueva vida.

Una última mirada al pasado y ya se ha llevado el tiempo todo. Sólo está el mar azul, con sus destellos de reflejos del sol y la melodía de una ola sobre la playa de arena blanca, el olor a salitre y la brisa, que hace girar mi cuerpo para que continúe hacia adelante en mi camino.

Cuanto más avanzó, los murmullos de las personas se hacen más nítidos y cercanos; los sonidos de los barcos, maquinas, coches y astilleros se van superponiendo; los olores de la ciudad y el bullicio despiertan del todo mis sentidos.

Me adentro en la ciudad para recorrerla y perderme en ella para siempre.

© 27 Infinitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.