Vamos con algo de teoría practica y que aplico a mis textos literarios, porque que puede ser un elemento positivo a la hora de escribir y porque nos ayuda en algo que yo considero importante: la coherencia en un texto.

Una de las razones que dan credibilidad a un libro, un relato…, el tipo de relato que sea, es que tiene que ser coherente en muchos aspectos y uno de ellos es la línea de tiempo. Un lector tiene que tener claro en qué tiempo se mueve la trama, la edad de los personajes, acontecimientos históricos relevantes, etc., aunque sean reales, ficticios, fantásticos, etc. Si la obra no tiene bien definida la línea temporal, entonces habrá fallos de muy difícil solución y, por extensión, esta perderá valor en todos los aspectos.

Para ayudarnos en esto hay una solución que muchos de vosotros consideraréis un poco…, como decirlo…, básico, demasiado sencillo, incluso prehistórico…, pero funciona, os aseguro que funciona y, sobre todo, evitará que metamos la pata.

Antes de explicarlo, quiero dejar claro que esto sirve para todo tipo de líneas temporales, ya sea para tramas reales, épocas distópicas o medidas temporales futuras, inventadas, fantásticas, etc.

Bien, escrito esto, voy a empezar con el modo de aplicar la teoría a la práctica: necesitaremos para ello papel cuadriculado —que usaremos en horizontal—; lápices, bolígrafos o rotuladores de colores y una regla. Vale, también admitimos, para el que lo desee, un ordenador, pero lo de escribir sobre papel tiene su encanto.

Bueno. Ya tenemos el papel sobre nuestra mesa. Perfecto. Lo que haremos será utilizar las lineas verticales de las cuadrículas de una línea, en la parte superior de la hoja, a modo de indicación temporal, como por ejemplo años. En el margen derecho de la hoja dejaremos un espacio, a modo de columna, para anotar la información que necesitemos trasladar a la línea de tiempo.

Es importante que la línea de tiempo vaya hacia atrás. Por supuesto, cada línea temporal de un texto literario es diferente a otro en función de la época en que esté situada la trama.

Cómo cada trama y línea temporal es diferente, lo que debemos incluir en ella son aquellos puntos esenciales en la misma, los importantes —aunque sean secundarios— y aquellos que son necesarios desde el punto de vista temporal y que aporten esa credibilidad y coherencia al texto.

Una nota más antes de empezar: la utilización de colores es para que, visualmente, a nosotros, como escritores, nos resulte más sencillo, identificar y reconocer la información que necesitamos y todo aquello sobre lo que escribimos.

Es por ello que podemos indicar, aquí, algunos conceptos que, necesariamente, dependen de la línea de tiempo y que se pueden añadir a la misma:

  • En qué parámetro o parámetros, temporales se desarrolla la trama:
    • Año/s: Es obvio que el desarrollo en un año, década, siglo, etc., concreto modifica sustancialmente una linea de tiempo y la trama en la que se sitúa el texto literario.
    • Día/s: En este caso, sería importante indicar, por su importancia, el día o días de la semana en que transcurre la trama.
    • Hora/s: En este caso, la línea temporal vendría marcada por la hora u horas concretas del día.
    • Distintas épocas históricas: En este caso, sería necesario preparar varias líneas temporales, una por cada época a trabajar.
    • Distintos momentos en el mismo espacio temporal:
      • Año/s:
        • Diferentes meses, semanas o días del mismo.
        • Diferentes estaciones.
        • Etc.
      • Día/s: en este caso, sería importante indicar, por su importancia, el día o días de la semana en que transcurre la trama. Además, el momento del día en el que ocurre es importante para la misma.
        • De mañana.
        • De noche
        • Al amanecer
        • Al atardecer
        • Otros momentos del día.

 

  • Personajes: En este caso, nos referimos a la edad de los personajes. No hablamos de la relación entre ellos, si no cuántos años tienen, o el sistema temporal inventado que se desee. Ejemplo: un padre tiene más edad que un hijo y ha nacido en una fecha concreta, anterior a la de su hijo. Pero esa edad es diferente a la del abuelo, la novia o el novio, otro familiar y otros personajes que aparezcan. Cada trama, con sus personajes es única.

 

  • Escenas: Es importante entender que cada escena es diferente y que algunas de ellas pueden estar enmarcadas en momentos temporales distintos. En este caso, lo mejor es indicar en la línea temporal principal la escena y luego hacer una propia de la misma.
    • En un espacio aparte se indicara la nota o cada una de las simbologías y se anotará qué ocurre en la escena.

 

  • Acciones: cuándo ocurre esta en la trama. Indicaremos esta en la línea de tiempo con un número u  otra simbología, con un color diferente para que, visualmente, nos resulte más fácil identificarlas.
    • En un espacio aparte se indicara la nota o cada una de las simbologías y se anotará qué ocurre en la acción.

 

  • Acontecimientos históricos: la indicación de estos en la línea temporal es importante, ya que va a evitar que metamos la pata pensando que algo ha pasado y, en realidad no ha sido así, o equivoquemos un dato que pueda ser relevante. Ejemplo de ello sería indicar la apertura de un local que en ese momento ya estaba cerrado, la muerte de una persona que por fecha seguía viva, un hecho concreto que jamás sucedió en ese momento, etc. Para ello no escribiremos la nota en la línea de tiempo, sino que indicaremos en ella un número u otra simbología en el lugar que le corresponda.
    • En un espacio aparte se indicara la nota o cada una de las simbologías y se anotará qué ocurre en ese acontecimiento histórico concreto.

En esta publicación añado un archivo en Word, en el que os muestro un ejemplo de cómo sería, siempre según mi criterio, una línea de tiempo en función de la edad de los personajes, trama, escenas, acciones y, además, acontecimientos históricos, sociales, culturales, etc., relevantes o incluidos en la trama. Importante añadir en las notas qué ocurre en cada caso o aquello que es importante reflejar para luego indicarlo en el texto o para que nos sirva de referencia a la hora de escribir.

Espero y deseo que os haya sido de utilidad, además de agradecer vuestros comentarios.

Abrazos literarios.

LA LINEA DE TIEMPO

© 27 Infinitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.