Llegamos a la segunda parte de este tema tan importante, querido lector. Cuando tenemos claro el personaje que queremos crear, es el momento de aportarle una vida, una forma de pensar, de ser, ser, un pasado, un presente y, sobre todo, darle credibilidad para que, cuando el lector lea la primera página, sienta que tiene la necesidad de pasar a la siguiente y seguir, una tras otras, hasta el final.

Aquí, en esta segunda parte, sigo dando mi visión personal y deseo de corazón que os sea útil. Sin pérdida de tiempo, querido escritor, continuemos.

¿Cuál es la historia del personaje?

 

Creo que este es un elemento importante dentro del proceso creativo de un personaje literario, ya que además de hacerlo de la nada, o no, es posible que sea cercano a nosotros en algunos aspectos, o todo lo contrario, que ni siquiera tengamos empatía por el personaje, que nos disguste e incluso que lo odiemos, que sea todo lo contrario a nuestros valores.

También es posible que los personajes principales puedan ser de diferentes sexos, con lo que su físico, psicología, acciones, etc, sean completamente diferentes. Es por ello que tenemos que centrarnos en crear una historia vital concreta y única para cada uno de ellos.

Es importante, cuando creamos y escribimos la historia de un personaje, además del presente del mismo, es importante saber de dónde viene el personaje, cuál es su historia vital, su origen, que lo plasmaremos después o no en el texto. Es importante detallar su historia porque así construiremos un mundo a su alrededor con el que conseguimos:

  • Dar credibilidad al personaje.
  • Entender, en parte o totalmente, su comportamiento.
  • Justificar algunos de los actos o reacciones, estemos de acuerdo o no con ellos.

¿Qué hace en su vida?

 

Tiene que ver con algo muy lógico. Todo personaje hace algo o se dedica a algo, aunque sea rascarse la barriga, y ello puede ser importante, transcendental, o una mera anécdota en el texto, pero que completa el mismo. En el escritor está la responsabilidad de hacer creíble al personaje.

Da igual a lo que se dedique el personaje ya que, en ocasiones, la profesión de este puede tener que ver con la trama o no. Por eso tenemos que tener claro su importancia dentro de la misma. Así distinguiremos:

  • ¿Lo que hace o a qué se dedica es esencial en la trama?: Puede iniciarla, desencadenarla, desarrollarla, etc.
  • ¿Lo que hace o a qué se dedica ayuda en la trama?: Ya sea por los conocimientos del propio personaje que, en algún momento del desarrollo de esta, pueden ser de utilidad.
  • ¿Lo que hace o a qué se dedica no es relevante para la trama?: Es posible que lo que le ocurra al personaje sea por causas ajenas y que su profesión esté al margen de la misma.
  • ¿No hace nada o no se dedica a nada?: Esto también puede ser relevante y no tiene por qué hacer que el personaje sea menos interesante. Depende de ti como escritor.

¿Cuál es el discurso del personaje?

 

  • ¿De qué habla?: Un personaje tiene un hilo argumental que defiende a través de su discurso, sea hablado o pensado (uno de ellos o ambos pueden aparecer por escrito). Esto es al margen de la importancia del personaje en la trama y es lo que le da credibilidad como tal. Tiene que estar presente siempre para que no haya fallos de coherencia en la trama y con el personaje como tal.
  • ¿Qué intención tiene lo que habla o de lo que habla?: Esto es importante porque lo que dice el personaje no tiene porque coincidir con la personalidad del mismo y ser una estrategia interesada para conseguir algo, ya sea información, interés, acercamiento, reconocimiento, etc. Es decir, el discurso puede ser lo que define al personaje o puede ser un medio para algo.
  • ¿Qué tono usa normalmente?: La forma en que elabora y comunica el mensaje también nos va a definir el personaje en diferentes circunstancias, contextos y relaciones con otros personajes. Ese tono aportará matices que lo enriquecerán y le darán mayor verosimilitud.
  • ¿Qué tono usa frente a otros personajes?:Puede haber un tono en el discurso en el que haya una diferencia en el “yo personaje” y el “yo personaje con respecto a los demás”, por diversas circunstancias: miedo, vergüenza, timidez, ocultamiento, hipocresía, fingimiento, etc. Es el escritor, a través del narrador y de la trama, el que nos tiene que aportar las pistas necesarias, la información útil, para que podamos saberlo.

¿Cuál es la relación del personaje con otros?

 

  • Del personaje consigo mismo: en muchas ocasiones crearemos un personaje sin conflictos personales o que sí puede tenerlos, ya sea por la evolución de la trama o por el propio pasado o presente del personaje. Así, deberemos tener claro:
    • Cuáles son esos conflictos interiores.
    • Cuál es el origen de esos conflictos:
      • Ajenos a la historia del personaje: trama, relaciones con otros personajes, acción de la trama, toma de decisiones dentro de la trama, sentimientos hacia algo o alguien dentro de la trama, etc.
      • No ajenos a la historia del personaje: pasado del personaje, lejano o presente, que le afectan de manera indirecta o directa en el desarrollo de la trama y que pueden ser más o menos graves o importantes en la misma.
  • Del personaje hacia otros: como no podía ser de otra manera, no hay la misma relación entre los personajes y cada uno de ellos tiene una valoración de sí mismos y de los demás y se relaciona con ellos en función de esa valoración, sin que ello suponga que no pueda cambiar a lo largo de la trama y su desarrollo. Así, podemos hablar de:
    • Empatía.
    • Antipatía.
    • Indiferencia.
  • De los otros personajes hacia él mismo: Por supuesto, no es lo mismo la visión que tiene un personaje de si mismo a la que tienen otro u otros de él. Es por ello que estos matices pueden ser de mucha importancia según la forma en la que se presentan, haciendo que un personaje tenga una visión completamente opuesta en función de cómo se vea o cómo lo vean.  Imaginémonos, por ejemplo, un personaje que cree ser importante, seguro de sí mismo, etc. y que, a ojos de los demás o de otro es un imbécil, un payaso o un infeliz. Estos matices pueden ser:
    • Sutiles: Se aportan datos por los que el lector se va haciendo una idea de cómo se ve a un personaje a través de la mirada de otro u otros.
    • Evidentes: El personaje observado es consciente de cómo es valorado por los demás o por otro personaje y el lector es consciente y espectador de ello.
    • Conocidos: Por todos o por alguno de los personajes.
    • Ocultos: Sólo es conocido por un personaje o por unos pocos.

En relación con los puntos anteriores:

  • ¿Qué siente?: Tenemos que saber y plasmar, en la creación del personaje, qué sentimientos tiene el personaje y qué sentimientos proyecta y le provoca la relación con los otros personajes.
  • ¿En qué le afecta? ¿Qué le provoca?: La relación con otros personajes puede provocar todo tipo de sentimientos:
    • Sentimientos encontrados.
    • Sentimientos positivos.
    • Sentimientos negativos.
    • Sentimientos empáticos.
    • Sentimientos antipáticos.
    • Indiferencia.
    • Etc.

¿Cuál es a relación del personaje con el entorno?

 

  • ¿De dónde es?: Un personaje tiene un origen. Ha nacido o ha sido creado para que sea de algún lugar, real o ficticio.
  • ¿Dónde está?: La trama puede desarrollarse en un entorno conocido, familiar o en otro completamente diferente, real o ficticio, lo que afecta a la historia y a la trama.
  • Relación del personaje con el entorno: El entorno en el que se mueve un personaje, sea o no familiar, cercano, ajeno, etc., puede provocar diferentes reacciones en él, con lo que la historia y la trama pueden sufrir variaciones en cuanto a la relación de este con el entorno. 
    • Adaptación al mismo.
    • Inadaptación al mismo.
    • Positivo.
    • Negativo.
    • Obstáculo.
    • Apoyo.
    • Etc.

¿Cuál es el objetivo del personaje en la historia?

Todo personaje que aparece en un libro tiene un objetivo en la historia y en la trama. De la mayoría de ellos, sobre todo los personajes fugaces o secundarios, los desconoceremos. De los protagonistas y antagonistas, lo sabremos a medida que se desarrolla la historia de cada uno y la trama en la que están todos.

Tú, como escritor, tienes que saber cuál es el de cada uno y conocer cómo va a influir cada objetivo en la trama y en la relación de los personajes, ya que puede dar lugar a giros inesperados, o no.

Fichas de personajes

 

Las fichas de personajes son muy útiles porque con ellas podemos tener un control más exacto sobre la historia que escribimos y, por otro lado, crear personajes que podremos utilizar o no en la misma o utilizarlos para otra nueva. Con las fichas podemos crear bancos de personajes para nosotros o, incluso, para proyectos de otros escritores, a los que podemos cedérselos o venderlos, ya que pueden encajar mejor con su tipo de temática o escritura.

  • Banco propio de personajes:
    • Para el texto que escribes:
    • Para un nuevo o próximo proyecto.
    • Para venderlos a otro/s escritor/res: en ocasiones, puedes utilizar tu capacidad para otros y obtener un beneficio creando personajes para otros escritores. Por supuesto, la ficha de estos personajes tiene que ser muy concienzuda y, sobre todo muy original, de modo que, a quien se la ofrezcas, no pueda evitar necesitarla.

Para finalizar, os dejo un resumen, porque lo prometido es deuda, en forma de esquema, en formato PDF, para que podáis descargarlo. Espero que os sea de utilidad (clicar sobre el archivo “La creación de un personaje”, que está más abajo y se os abrirá una nueva pestaña, desde la que podréis descargaros el archivo sin más).

Abrazos literarios.

La creación de un personaje

© 27 Infinitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.