Puntuación, maldita puntuación (II)

¡Oh, dioses! ¡Oh, ninfas! Busco y no encuentro aquello que plasmar y llegue a las futuras generaciones. Quiero dejar un legado, una parte de mí para el futuro, y ni mi corazón ni mi mente atienden a mis súplicas. ¿Qué hacer es este momento aciago?

¡Oh, dioses! ¡Oh, ninfas! ¡Dadme una señal!Necesito de vuestros consejos, como decía aquel ermitaño: “cuando el río suena… es que no estamos sordos”. ¿Acaso será eso? ¿Acaso no escucho vuestras palabras? ¿Acaso…?

¡Manolo! ¿Otra vez con las panteras y las leonas?

Dioses y ninfas, cariño.

Lo que tu quieras; pero vete a la pescadería y compra salmón. Hoy lo tomaremos a la plancha con eneldo, sal y limón, acompañado de unas patatas cocidas.

No puede ser. La tentación me arrastra de nuevo. ¡Oh! Maldito demonio culinario. Esta vez lucharé y no podrás conmigo…

Y tengo un Terras Gauda fresquito, para acompañarlo, de muerte.

Todo está perdido, no puedo resistirme…  ¡Oh, dioses! ¡Oh, ninfas! Luego hablamos y le echaré otro vistazo a la Ortografía de la RAE.

Dos puntos (:)

 

Detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que sigue.

Usos:

  • Enumeración:
    • Después de anunciarla:
      • Ej.: Me voy a comer: un plato de mejillones, cuatro de pulpo y tres pizzas.
    • Para cerrar una enumeración: antes del anafórico (empleo de palabras o conceptos repetidos) que los sustituye.
      • Ej.: Jugosa, fresca y madura: así tiene ser una fruta.
  • Citas textuales: después de los dos puntos, la primera palabra suele escribirse con inicial en mayúscula.
    • Ej.: Ya lo decía mi madre: “No me toque la figuritas de la estantería”.
  • Fórmulas de saludo en cartas y documentos: la primera palabra, después de los dos puntos se escribe con inicial en mayúscula y, generalmente, en renglón aparte.
    • Ej:  Querido payaso:
    •       Me gustaría comentarte la última actuación…
  • Oraciones o proposiciones relacionadas entre sí sin necesidad de otro nexo:
    • Relación causa-efecto:
      • Ej.: Se me ha roto la ventana: tendré que llamar a un cristalero.
    • Conclusión o resumen de la proposición anterior:
      • Ej.: La reunión ha sido un desastre: solo decían chorrada tras chorrada.
  • Verificación o explicación de la proposición anterior (tienen un sentido más general):
    • Ej.:  El pan tiene algo especial: la masa madre, amasada con cariño por manos expertas durante el tiempo suficiente, para que los ingredientes se conviertan en algo que disfrutaremos después de hornearse.
  • Ejemplificación: se utilizan dos puntos cuando está separada del resto de la oración.
    • Ej.: Ayer tu madre se comportaba de manera extraña: hablaba en lenguas muertas, la cabeza le giraba 360º y esputaba algo verde por la boca.
  • Textos jurídicos y administrativos (decretos, sentencias, bandos, edictos, certificados o instancias):
    • Se colocan dos puntos después del verbo.
    • Todas las letras del verbo en mayúsculas.
    • La siguiente palabra se escribe con inicial en mayúscula y el texto forma un párrafo diferente.
    • Ej.:  CERTIFICO:

                         Que el motivo por el que me comí el bocadillo de jamón…

 

Punto y coma (;)

 

Pausa superior a la marcada por la coma e inferior a la señalada por el punto.

Usos:

  • Enumeración: Separar los elementos de esta cuando se trata de expresiones complejas que incluyen comas.
    • Ej.: La casa gris: el algo azul; la hierba verde; y yo sentada en la silla.
  • Proposiciones yuxtapuestas:
    • Ej.:  Ayer perdí el vuelo que salía a las cinco; lo más probable es que no haya otro hasta mañana por la mañana.
  • Nota: En muchos casos se puede optar por separar los períodos por punto y seguido o por dos puntos dependiendo de la fuerza del vínculo.
    • Vínculo débil: Punto y seguido.
      • Ej.: Ayer perdí el vuelo que salía a las cinco. Lo más probable es que no haya otro hasta mañana por la mañana.
    • Vínculo sólido: Punto y coma.
      • Ej.:  Ayer perdí el vuelo que salía a las cinco; lo más probable es que no haya otro hasta mañana por la mañana.
  • Dos puntos (:): para conectar oraciones o proposiciones relacionadas entre sí sin necesidad de utilizar otro nexo.
    • Ej.: Ayer perdí el vuelo que salía a las cinco: lo más probable es que no haya otro hasta mañana por la mañana.
  • Conjunciones o locuciones conjuntivas (pero”, “más” y aunque”, así como sin embargo”, “por tanto”, “por consiguiente”, “en fin”, etc.): cuando los períodos tienen cierta longitud y encabezan la proposición a la que afectan, hay que diferenciar entre:
    • Bloques no muy largos: se prefiere la coma.
      • Ej.: Pienso, luego existo.
    • Períodos con longitud considerable: se prefiere punto y seguido.
      • Ej: Este verano, creo que lo mejor será que nos olvidemos de vacaciones y otras fiestas. Así que, será mejor no ponerse estupendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s