Se ha ido

Girábamos en calma, mareándonos a propósito sin pensar en qué día estábamos o la hora que era. El concepto de tiempo era algo reservado a las madres, que clamaban a los dioses desde la ventana con palabras ensambladas como frases: “sube, que ya es hora de comer”, “a cenar, que mañana hay clase”. Aquellas frases…Read more Se ha ido